La detención en flagrancia de Melissa Gladys Gonzales, acusada de intentar transportar 860 gramos de cocaína con destino a Francia, fue obtenida por el Primer Despacho de la Segunda Fiscalía Especializada en Tráfico Ilícito de Drogas del Callao. Las acciones realizadas en colaboración con la Policía Antidrogas (Dirandro) y el personal de Sunat-Aduanas, en el aeropuerto internacional Jorge Chávez, revelaron que la acusada ocultaba la droga en su cuerpo mediante la modalidad conocida como «momia» e «ingesta».

En un contexto similar, Rubí Estrella Romero Chaupis también fue aprehendida en el mismo operativo de rutina al intentar transportar 10.052 kg de cocaína hacia España. Esta sustancia ilícita estaba camuflada en productos alimenticios como harina de tocosh, harina de haba y maca. En consecuencia, la fiscal provincial Kelinda Janampa Oscátegui ordenó iniciar investigaciones preliminares por tráfico ilícito de drogas en la modalidad de transporte internacional contra ambas mujeres, quienes permanecen detenidas durante 15 días. Además, se prevé la recopilación de testimonios de los policías participantes, las declaraciones de las implicadas y el análisis de las imágenes captadas por las cámaras de vigilancia del aeropuerto, entre otras medidas.